Cacao Puro en Lata Bio de Ethiquable Comercio Justo 200 gr.

Cacao Puro en Lata Bio de Ethiquable Comercio Justo 200 gr.

Cacao Puro en Lata Bio de Ethiquable Comercio Justo 200 gr.

Peso: 200 g
Agroecológico
Comercio Justo
Vegano
Precio: 4,10€

Descripción : Cacao puro natural Sin azúcar en lata. De Comercio Justo y Agricultura Ecológica

Origen / organización CJ : Ecuador/ UROCAL

Ingredientes : Cacao en polvo 21% materia grasa Ingredientes ecológicos 100 %. Ingrediente de comercio justo 100 %. Certificado FLO

Alérgenos: Puede contener trazas de cereales conteniendo gluten, huevos, soja, leche, frutos secos, apio, sulfito y lupina.

Sin azúcar.

Vegano.

El cacao ya era cultivado por los mayas hace más de 2500 años. Cacao proviene de la lengua maya: - cac, que significa rojo (en referencia al color de la cáscara del fruto), y cau, que expresa las ideas de fuerza y fuego. El cacao es excelente frente a la tristeza, la ansiedad y la irritabilidad, porque contiene teobromina, cafeína y teofilina que estimulan diversas acciones fisiológicas incluyendo la del sistema nervioso y de la circulación sanguínea.

Estudios realizados por instituciones internacionales han destacado que el cacao tiene cualidades beneficiosas para la salud. Posee cualidades antioxidantes que ayudan a regularizar los movimientos de expansión y contracción del corazón, por lo que juega un papel en la prevención de las enfermedades cardiovasculares. Su consumo podría incluso reducir los riesgos de algunos cánceres. El cacao es también una importante fuente de energía.

La producción de cacao orgánico representa una parte muy débil de la producción mundial de cacao, que no alcanza un 1%. Sin embargo, la demanda de productos elaborados con cacao orgánico está subiendo muy rápidamente, al ser cada vez más importantes las preocupaciones de la gente por la seguridad alimentaria de los productos que consumen. El cacao orgánico es más caro que el cacao normal, lo que permite a los productores de cubrir los costes de producción elevados y de pagar por la certificación. 

Grupos productores

UROCAL (Ecuador)

La organización: Urocal, fundada en 1974 , es una unidad regional que se compone de 8 organizaciones campesinas que se crearon con el objetivo de reivindicar el acceso a las tierras propiedad de los latifundistas. Hoy en día Urocal opta por seguir los principios de la soberanía alimentaria y la agricultura ecológica .

La producción: Este cacao se cultiva en Ecuador en las estribaciones andinas de Guayas y Del Oro. Estas regiones son el origen de la variedad ancestral – nacional – fino aroma, única por su aroma floral.

Impactos del Comercio Justo: Urocal ha iniciado la creación de una cooperativa de ahorro y de crédito que incluye a 2000 familias . Además están trabajando en la implementación de un programa escolar.

Sobre la nueva certificación de FUNDEPPO

El Símbolo de Pequeños Productores es una iniciativa lanzada en el año 2006 por la CLAC (Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores de Comercio Justo) con el apoyo del movimiento de Comercio Justo y Economía Solidaria de varios continentes.

Para garantizar el adecuado uso de este Símbolo, las organizaciones de pequeños productores crearon la FUNDEPPO (Fundación de Pequeños Productores Organizados), la cual permite asegurar que este Símbolo realmente beneficie a los pequeños productores, las comunidades y los consumidores.

FUNDEPPO trabaja con organismos y profesionales calificados para certificar de manera independiente y confiable el cumplimiento de las normas del Símbolo.

El sello es un distintivo que identifica a los pequeños productores organizados de América Latina y el Caribe, y que permite al consumidor reconocer sus productos en el mercado. Representa la alta calidad de los productos de los pequeños productores organizados de su trabajo trabajo en favor de una vida digna en las comunidades, comunidades, de las economías economías locales locales y de la salud y el medio ambiente de productores y consumidores.

La imagen gráfica del Símbolo de Pequeños Productores representa una casa fuerte y abierta para todos, el equilibrio y la unión entre los productores y los consumidores, entre hombres y mujeres, entre la naturaleza y la vida digna. Sus colores representan el vigor de la tierra, de los cultivos y de la vida nueva, del corazón.

El Símbolo de Pequeños Productores cuenta con una Declaración de Principios, donde se enlistan todos los valores que impulsa el Símbolo de Pequeños Productores, diferenciándose de los valores que prevalecen en el mercado globalizado actual: